Hideo Kojima, el Spielberg de los videojuegos

#AHideoKojimaGame nunca un “beef*”  en el mundo de los videojuegos había tenido tanta transcendencia. Y es que Kojima se lo merece.
(*beef es un término dentro de la cultura hip-hop que se usa para determinar una controversia entre dos raperos en sus canciones, un pique vamos).

De una carrera excepcional, el nipón y hasta hace poco miembro estrella de Konami, no ha parado de dejarnos joyas desde 1986, año en que inicio su carrera en el mundo de los videojuegos. Presidente de Konami en 1986, metódico hasta el límite y extravagante como buen japonés, impregna su toque magistral a todo aquello en lo que participa. Mofa de sus compañeros en Konami, se dice que en sus inicios le preguntaban: «¿Hideo, por qué no terminas un juego antes de que mueras?»… sirviendo de burla por la extrema perfección y el gran trabajo que denotaba. Sin embargo, poco tardó la industria en darse cuenta de que estaba delante de un genio, que había llegado para dejar su huella.

Ha trabajando en varios juegos top, entre ellos Penguin Adventure (MSX), el aclamado Snatcher (MSX, MegaCD, PCEngine), Policenauts (PCEngine) y por supuesto, su obra cumbre: Metal Gear Solid.

Sin embargo, queremos que este post sirva como particular homenaje frente a los últimos acontecimientos. Y es que la cuerda se ha ido tensando hasta límites insospechados entre Konami y Kojima, perdiéndose el amor que durante tantos años se habían procesado. Kojima Productions, parte fundamental de Konami se vio envuelta en múltiples disputas internas, cada vez más flagrantes y basadas la mayoría de ellas en los altos presupuestos que exigia Kojima para sus producciones…. En fin.

Podemos suponer que el “relativo declive” de la industria japonesa, la cual se ve presionada por las majors americanas y sus impresionantes presupuestos y el largo desarrollo de los títulos, pone a Konami algo entre las cuerdas.
En definitiva, llegamos al punto interesante, el “A Hideo Kojima Game” que se ha convertido en un lema estas últimas semanas. Tras la ruptura y salida por la puerta de atrás de Hideo en Konami, se retiró esta frase de la publicidad y portada del recién lanzado Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. ¡Menudo putada mazazo para Hideo! Pero calma, allí estábamos los fans para adueñarnos de la información y alzar su nombre aún más alto. Y nada, en cuestión de horas, la red estaba impregnada, comentarios en foros, críticas especializadas y de aficionados y multitud de portadas e imágenes modificadas donde una frase bastaba: “A Hideo Kojima Game”.
No sabemos cómo se habrá tomado esto Konami, ni cómo está la relación actualmente. Solo nos queda rezar  para que las cosas vuelvan a su cauce (y entretanto darle duro al nuevo Metal Gear V), ya que no nos imaginamos que este sea el último Metal Gear. Ya que por supuesto:

Metal Gear sin Kojima, no es Metal Gear.