MI CARNET DEL CLUB NINTENDO

Todos los buenos se van… y el Club Nintendo es uno de ellos. El fatídico día llegó, el próximo 30 de Septiembre de 2015, el Club de la Gran N cerrará sus puertas para siempre.

Con este club pasa algo parecido a lo que pasa con esas series que sigues viendo de tanto en tanto, esos cómics, esos discos o esos amigos que no ves mucho, no los sigues a diario, quizás ni los usas en meses o años, pero sabes que están ahí. Y es que sí, después de 26 años al lado de los frikis, en Enero de este 2015, se anunció el cierre de Club Nintendo para el 1 de abril de 2015, señalando la fecha límite para ingresar códigos hasta el 20 de abril de 2015 y hasta el 30 de septiembre de 2015 para hacer uso de los puntos/estrellas acumulado. Total, la crónica de una muerte anunciada.

Sabíamos que iba a pasar, lo digital está tomando demasiado peso los últimos años (mal que nos pese a algunos) y las recompensas, las revistas, el material físico y el canjeo de códigos ha perdido mucho fuelle… Una pena… ¿Dónde ha quedado ese carnet que pedí a finales de los 80 o principios 90? Os aseguro que en mi recuerdo si quedará, y si lo encuentro, posiblemente en mi cartera también.

Pero no todo son malas noticias: Todavía nos queda un resquicio de esperanza, confiando en el savoir faire de Nintendo, dicen que el servicio será sustituido por algo similar, lo cual nos parece muy raro ya que anuncian un desmantelamiento completo del Club, a saber qué traman.  Como muestra de que Nintendo sabe lo que se hace y de que no se han ido como si nada, nos dejan su último truco final:  una moneda de despedida de Mario y Luigi. Este último objeto de culto sirve para conmemorar el cierre definitivo, y podríamos hacernos con él a cambio de 2000 puntos. Ahora ya, seguramente por varios montones de euros en eBay (especulación friki bienvenida) – desconocemos si siguen habiendo en stock y si se pueden canjear todavía.

 

En definitiva, un club que quedará en el recuerdo y que estamos convencidos Nintendo sabrá impregnar a cualquiera que sea su nueva idea. Tienen claro que los fans del Nintendo más clásico estamos ahí y tenemos sed de estos detalles que solo ellos han sabido darnos.

¡LARGA VIDA AL CLUB NINTENDO!