Akira, la mejor pesadilla de Otomo

El taradito maestro de Katsuhiro Otomo fue uno de los precursores del Manga en nuestro país. Todavía recordamos aquellos fascículos de quiosco que incluían el anime de Akira y de Ninja Scroll en VHS y que todos los chavales queríamos, pensando que iba a ser una especie de Dragon Ball, craso error. En Mercafriki, llevamos tiempo queriendo dedicar una entrada a la obra cumbre de Otomo, y lo hacemos aprovechando la reciente noticia que apunta en exclusiva el portal Den Of Geek: Warner Bros. Pictures retoma el proyecto de la adaptación a cine del manga ‘Akira’ y para su dirección (ahí está la perla) se rumorea: Christopher Nolan. (!!!)

Akira es muchísimo más adulta, compleja y cruda que lo que nuestra cultura manga era en la España de los 80-90 (que era básicamente Dragon Ball).  Ahora ya sabemos que Otomo es un guionista muy turbio (véase Pesadillas, MemoriasLa leyenda de madre Sarah) y su obra cumbre no podía ser menos. Sin embargo, especialmente en Akira queremos hacer un apunte: Pese a que la base es la misma, nos gustaría diferenciar ampliamente el manga del ánime (lanzado en 1988), dónde especialmente en esta ocasión, la película no hace justicia a lo que el libro es. Las razones no las sabemos, y pese a ser una excelente película de animación, la trama es mucho más completa y redonda en el cómic. Quizás por el hecho de que la película fue lanzada antes de terminar el cómic, y de, como siempre, comprimir en algo más de una hora los extensos seis tomos se plantea tarea imposible.

La trama es bastante compleja, pero el combinado es brutal: una moto roja que todos queremos, una Neo-Tokio post apocalíptico, un proyecto militar/gubernamental que nuestra mente no logra entender y las pandillas callejeras tampoco, pero encima ambientando con una estética cyber-punk exquisita. Que os vamos a contar, poca gente queda sin ver esta película pero en cualquier caso, permitirnos entrar un pelín más en la trama. Tenemos a Kaneda, un joven que vive en Neo-Tokio (en 2019, tras la III guerra mundial) y que es testigo de cómo secuestran a su amigo Tetsuo para convertirlo en Akira, personaje sobre el que una profecía estima que logrará traer un nuevo amanecer para Japón. Hay tiros, hay amor, hay violencia, hay vértigo, hay miedo, hay escenas desagradables, hay confusión y hay obra maestra. Pero ojo, que además Otomo le da un trasfondo de crítica social: trata del problema de la alienación juvenil en Japón, de las drogas sintéticas, de los peligros del excesivo poder militar y del abuso tecnológico de Japón tras la Segunda Guerra Mundial, toda una declaración de intenciones.

Pero… dejemos de lado el manga y el anime, el NOTICIÓN es la película de WB. Hace siete años se anunció la compra de los derechos y desde entonces la película no había salido de la fase de preparación del guión, pero parece que la cosa se anima: Christopher Nolan se habría sumado al proyecto Akira.

El rumor surgió con la confirmación “sin nombre” de nueva pelicula del cineasta para el 21 de julio 2017, a lo que la revista Forbes respondió con ¿y si hubieran conseguido poner al conocido director al frente de Akira?. Y como no, los fans de la saga nos volvimos locos. Hasta ayer, cuando el portal Den of Geekasegura que la adaptación de Akira al cine, será finalmente una trilogía, y que Nolan dirigirá o producirá al menos una de las tres películas.

¿Que cojones nos queda a los fans? Pues nos queda mordernos las uñas, pintar la moto como la de Kaneda y correr por las autopistas pensando que estamos en Neo-Tokyo o releer los cómics hasta el infinito y quemar el VHS, pero la esperanza de ver Akira en la gran pantalla y encima dirigida por Nolan nos ha puesto los dientes más largos que nunca.


¡Neo Tokyo está a punto de E-X-P-L-O-T-A-R!