EN COSTAS EXTRAÑAS, EL LIBRO DE MONKEY ISLAND

¿Pero que dice este insensato? pensaréis. ¿Hay un libro de Monkey Island y yo no lo sé? ¡Pues si pardillo, pues sí…! Pero no lo decimos nosotros, si no el mismísimo Ron Gilbert (creador de la saga), que confesó haberse basado en él para crear gran parte del emblemático título de Lucasarts. Se trata de “En Costas Extrañas” (1990) del norte-americano Tim Powers.

Y diréis… ¿que tiene que ver con Monkey Island? Puff… pues leer dos páginas del libro y veréis que la esencia es la misma (salvando las distancias del carisma incomparable del juego por supuesto). Tim Powers nos cuetan las aventuras de John “Jack Shandy” Chandagnac en su viaje por las misteriosas costas de américa. En la historia (ya sabéis que no nos gustan nada los spoilers) aparece lo que llamamos el “combinado monkey”:  Humor, piratas, mucho Vudú, una joven llamada Beth Hurwood y su padre un profesor de Oxford, más piratas, más vudú, maldiciones y una sacerdotisa del pantano junto al pirata más famoso de todos los tiempos: Barbanegra. Total: la carrera de un aprendiz de pirata con su nuevo apodo “Jack Shandy”, para salvar a la bella Beth Hurwood de las garras del malvado pirata Barbanegra, ya no puede parecerse más a Monkey Island.

Como curiosidad, lo que os decíamos al principio del post: Ron Gilbert ha comentado que su inspiración para el juego había sido la atracción de Disneyland: Piratas del Caribe (si, es anterior a las películas) pero hace unos meses afirmó en su blog personal que la verdadera inspiración fue este libro. Y es que creemos que todo ha sido un “batiburrillo” de ideas y nos perdemos en el orden, pero es evidente que tanto la película de Piratas del Caribe (posterior al juego), la atracción de Disneyland (anterior a la película) y el juego de Monkey Island beben del mismo patrón, y el patrón es efectivamente este libro.

Pues eso, bajarlo, comprarlo o imaginarlo, pero no dejéis pasar este libro, si os gustó Monkey Island (¿a quién no le gusta Monkey Island?) os encantará.

 

¡MIRA DETRÁS DE TI, UN MONO DE TRES CABEZAS!