Macbeth: Cuando Shakespeare dirige a Fassbender

¡Oh Dios! Casi habíamos tirado la toalla con el 48 Festival de Cine Fantástico de Sitges de este año 2015 pero como siempre, hemos topado con una de esas ‘joyas de la corona’ que ha acabado dejándonos con un sabor de boca increíble. El pasado jueves 15 de Octubre, pudimos entrar a ver la proyección de Macbeth en el Auditori Meliá de Sitges. Una vez vista podemos decir que la nueva cinta de Justin Kurzel es como decíamos la joya de la corona del festival, que llega a nuestro país de la mano de A Contracorriente films.

Personalmente, nunca hemos leído a Shakespeare, pero las primeras palabras al salir del cine fueron: Joder, me dan muchas ganas de leer el libro”. ‘Macbeth’ se despunta como una adaptación de calidad con la puesta en escena más contundente que recordamos, desde el Drive de Nicolas Winding Refn.

Mercafrikers atentos: ¡Esta película nos ha encantado!… nos ha sorprendido y nos ha hecho sentir lo que hacía tiempo que no sentíamos sentados en la butaca de un cine. Tampoco nos volvamos locos, tened en cuenta que no es apta para todo tipo de público, os explicamos. Macbeth es una película tosca dada la temática clásica, la interpretación teatral y los textos originales de una obra de Shakespeare escrita en 1606, pero para nosotros el despliegue audiovisual hace el resto. La puesta en escena los primeros minutos de la película es jodidamente sobrecogedora. Una batalla espeluznante, que se mueve entre planos HD en slow-motion y explosivos choques de espadas, consiguen dejar al espectador totalmente boquiabierto y sin pestañear en la butaca del cine hasta que termina. Pero bueno, ahí no acaba todo… la peli sigue con ese nivel de ambientación y lo adorna con un reparto insuperable: como  ‘protas’ tenemos a Michael Fassbender (uno de nuestros actores fetiche) que llena la pantalla y a Marion Cotillard que si no llena la pantalla, la inunda de clase y de saber hacer.

La trama para el que no conozca la famosísima tragedia inglesa, nos habla de Macbeth, duque de Escocia, que tras una ardua batalla recibe una profecía de tres brujas, las cuales auguran que se acabará convirtiendo en el Rey de Escocia. Consumido por el ansia de poder, la embriaguez de la batalla y las órdenes de su esposa, Macbeth se ve impulsado a atentar contra la vida del rey durante una visita a su ducado. Como se suele decir, el resto es historia. Una historia de locura, ambición, traición y remordimientos. Una historia que ya conocíamos pero que Kurzel nos actualiza al año 2015 saciando por igual a puristas que a modernos. ¿Y cómo lo hace? Pues con increíbles paisajes, técnicas cinematográficas de diez, vestuario cuidadísimo y una fotografía digna de Oscar.  

Además de su puesta en escena audiovisual que tanto os estamos vendiendo, el fuerte de Macbeth es la teatralidad. La cinta muestra el sentimiento y la pasión de una tragedia griega. Michael Fassbender interpreta cómo solo él podría hacer al atormentado rey y otorga a Macbeth una autoridad y carisma incomparable. La sorpresa sin embargo, viene de la mano de Marion Cotillard, para la cual tuvo que suponer un gran reto el adentrarse en un Shakespeare, en inglés y con acento escocés.

Como podéis ver, la película nos encantó y la recomendamos encarecidamente. Y le cascamos una valoración de “5” (se puntúa del 1 al 5 en el Festival de Sitges) en la votación del público al abandonar la sala. Al final parece que este año no pudo ser ganadora, pero aún así le deseamos el mayor de los éxitos en taquilla. Después de votar, lo primero que hicimos tras abandonar la sala fue interesarnos por la filmografía de Kurzel, pero parece que es algo escasa ya que éste es el segundo Kurzel y que como en casi todas las obras de calidad, está creando amantes y “odiadores” a partes iguales, en cualquier caso y  lo bueno es que Macbetch no ha dejado a nadie indiferente.

IMAG4387

Os dejamos, no sin antes regalaros dos curiosidades: La impresionante fotografía corre a cargo de Adam Arkapaw, responsable de la foto de ‘True Detective’ (ahora entendemos un poco más semejante genialidad). El segundo dato es que se han fichado a Kurzel, Fassbender y Cotillard para la adaptación al cine de Assassins Creed, suponemos que tras los buenos resultados de Macbeth.

¡LARGA VIDA AL REY!