Barcelona, capital Retro por un fin de semana.

¡Que ganas le teníamos a RetroBarcelona 2015! Y que dientes más largos se nos han quedado pensando en el RetroBarcelona 2016. Dejadnos explicar un poco nuestros pasos dentro del evento. Llegamos el sábado a eso de las 09:45, pensando en participar en el torneo de Garou: Mark of the Wolves que habían organizado los colegas de PixelsMansion (por cierto, ¡Mil felicidades por la gran labor!)… la primera sorpresa: ¡una cola acojonante increíble que casi daba la vuelta al recinto! Ahí empezamos a oír comentarios como: “Esto me recuerda a Retromadrid” o “¡Se han pasado con el aforo!”… Cosa que nos hacía prever la peor de las tragedias, una especie de Salon del Manga 2.0 donde la masificación hace que sea una experiencia horrible no del del todo buena. Pero que va, no fue para tanto.

1
 

3

Antes de entrar en materia, queremos aprovechar este post para dar nuestra sincera ¡Enhorabuena a la organización! ¡Larga vida a Retrobarcelona! Pasamos unas jornadas cojonudas muy divertidas y muy muy interesantes, como se suele decir, se notaba un evento hecho por y para amantes de los juegos y ordenadores retro. Nada más llegar, algunos de los miembros del equipo de Retrobarcelona muy amablemente nos guiaron hacia las taquillas, nos pusieron la pulserica y ¡ala! a disfrutar. Fue allí donde pudimos ver por primera vez la sala principal del evento, adornada por un arquitectura increíble, por ejemplo unas lamparas y columnas que hacían de telón de fondo del mogollón de material retro que había expuesto.

11

Una vez dentro: Ambiente increíble, buen rollo por todos sitios, soniditos electrónicos, golpes a bolas de pinball, voces digitalizadas, viejos conocidos y como os decíamos, mil de items en los que tirar nuestros escasos euros. Pero bien, ¿Queréis más detalles, no? Pues vamos al lío… Si tuviéramos que destacar algo, lo haríamos con las máquinas arcade y pinball que dejaron free-to-play varios expositores. Destacar que somos buenos amigos del equipo de @RexArcade de Sabadell (www.rexarcade.com) y os aseguramos que las máquinas  de estos chavales son increíbles con acabados cada vez mejores, os las recomendamos encarecidamente y que conste que no es porque sean colegas. A lo que se dedican los de RexArcade es a crear máquinas recreativas multi-plataforma, con una interfaz brutal y todo ello diseñado a TU gusto. BRUTAL. Buena prueba de ello es el éxito que tuvieron. En su stand además presentaron el juego Eternum, con la visita de su creador con el cual pudimos intercambiar unas palabras y nos dimos cuenta del curro que hay detrás es impresionante, ¡Enhorabuena! (podéis descargarlo aquí).

18
9
12

Otro punto fuerte del evento fueron los torneos, como os decíamos, empezaban el sábado con dos pesos pesados: Garou: The Mark of the Wolves y TwinkleStar Sprites. El primero de ellos, ya sabéis, una joya de SNK y uno de nuestros favoritos. Y  bueno… participamos en el torneo pero no pudo ser, la victoria fue también para un viejo comocido David Leo, que nos visitó en RetroParets ¡Enhorabuena máquina!. Además de estos torneos, hubieron muchos otros, a saber, uno de Windjammers, otro de Super StreetFighter Turbo y otro de Mario Kart, lástima que no tuviesemos tiempo de daros una paliza participar en ellos.

Además de torneos y recreativas, la ya habitual exposición de sistemas y consolas retro cada vez nos sorprende con más y más material(!!!). ¿Existían realmente todas esas consolas? Además de eso, la gran sorpresa nos la dieron algunas tiendas, en las que vimos cosas increíbles. Por ejemplo, una PSX (la PSX PSX vamos, la de verdad, la lanzada únicamente en Japón) que es una especie de PS2 con más características multimedia, vamos una jodida pieza must-have que mataríamos por tener en nuestra colección. Vimos además la ¡Nintendo Dolphin!, me cag… la máquina de desarrollo de Nintendo para el Project Dolphin, conocido posteriormente como GameCube vamos… No nos atrevimos ni a preguntar el precio por si se nos caía un riñón al preguntar al señor tendero. (SALE! SALE! ¿Sseguro?)

15

_17
6
16

Personalmente, nos hicimos con varias cosillas… Sonic 3D de Megadrive y nuestro queridísimo OutRun también de Megadrive. Además, le dimos una oportunidad al Castlevania X (Symphony of the night) de PSX, que no lo habíamos jugado en su día y os decimos ahora: MENUDA JOYA. Aparte de esto, unas rarezas de la Famicom Disk de Nintendo: Metroid y Castlevania. La cosa ha ido de clásicos como podéis ver. Buscabamos una mando de PCEngine y un arcade de Megadrive pero no pudo ser.. habrá que esperar a RetroBarcelona 2016.

17

De entre las conferencias, destacar personalmente la presentación del libro de La Diosa de Cozumel, novela basada en el ultra-famoso título de la casa Aventuras AD, compañía dedicada en exclusiva a aventuras gráficas  de ordenador basadas en la importancia de la narrativa.  Así pues, allí estuvo Andres Samudio, autor también de la novela La aventura original – La gran caverna, que fue el primer lanzamiento de esta planeada era de conversión de destacados juegos a novelas ilustradas.

Otra de los descubrimientos que nos gustan mucho son los nuevos lanzamientos para consolas clásicas, en esta ocasión nos sorprendió mucho un lanzamiento para neusta querida Dreamcast. Se trata de un proyecto nacional llamado Ameba, una aventura desarrollada por el equipo de Retro Sumus (http://amebaofficial.com/). No os perdáis su tráiler, lástima no poder ofreceros un video in-game, porque estamos seguros de que os iba a dejar con la boca abierta.:

Aquí os dejamos algunas fotos más del evento, disfrutadlas (Al menos un cuarto de lo que lo hemos hecho nosotros):

15
14
10
9
8
4

Aparte de videojuegos, como es de menester en este tipo de eventos, Star Wars. Allí podías ponerte una capa y encarnar a uno de los rebeldes en la luna de Endor, como si de los mismísimos Luke y Leia se tratara. Nos hubiese molado por disfrazarnos de Ewok pero tuvimos que conformarnos con hacernos una foto con uno de estos pequeñajos.

2

Mucho más que decir y muchas ganas de la próxima edición. Deciros que no deberíais perderos la próxima,  nunca se sabe cuando algo va a ser retro, pero lo que tenemos claro que es que al ambiente y a todo el material que había entre las cuatro paredes de este evento les quedan muchísimos años por delante. Y menos mal.

¡LARGA VIDA AL RETRO!