ASH vs EVIL DEAD, el diablo se viste de gala

¡ME CAGO EN SAN BLAS!

Estamos ante una auténtica jodida locura de serie. Nos ha dejado sin palabras. Sólo os podemos decir que ES BRUTAL. Pero no un brutal sin peso y gratuito, no no. Es un absoluto tirabuzón de 10. Esta serie que significa la continuación de la ya muy carísmatica saga Evil Dead, mantiene en todo momento el nivel que tan buen gusto nos dejó esta trilogía la Sam Raimi… y nos atrevemos a decir, que lo supera.

ash

Hace unos meses nos dieron un sneak peak que ya nos dejó clavados al asiento… Y es que ya el tráiler de la serie prometía horas de diversión acojonante:

Manufactura impecable, precedente abrumador y resurrección de Bruce Campbell en el papel de Ash. CUIDADO CHAVAL@S, QUE CORRÉIS PELIGRO.

Y sí, no nos cansamos de decirlo, la serie nos ha molado a extremos impensables. Ash vs Evil Dead supone el resurgir de un género de terror que para nosotros estaba injustamente más que olvidado o demasiado trillado, el Gore. ¿Qué es gore? ¿Qué dicen estos insensatos de Mercafriki? Pues sí buscamos Gore en wikipedia nos topamos con:

El cine splatter o cine gore es un tipo de película de terror y de cine de explotación que se centra en lo visceral y la violencia gráfica extrema. Estas películas, mediante el uso de efectos especiales y exceso de sangre artificial, intentan demostrar la vulnerabilidad, fragilidaddebilidad del cuerpo humano y teatralizar su mutilación. El término «cine splatter» fue adoptado por George A. Romero para describir su película Dawn of the Dead, aunque algunos críticos consideran que contiene un mensaje más profundo, basado en una crítica social.

Pues bien, somos y sois conscientes de que hemos pasado una época de morralla terrorífica en lo que calidad de cine de “terror” o “gore” se refiere. Y es que ese terror que intenta ir de excesivamente real que acaba siendo chistoso o inverosímil, pero por penoso, no nos va. Ash vs Evil Dead rescata ese género que conjuga a la perfeción un poco efectos especiales (ojo que los tiene), humor, sangre, vísceras y mucha, mucha coña. Además el Gore es un género o una categoría que irremediablemente se ha caracterizado siempre por cutrear (estilo serie-B) un poco pero es que esta serie es taaaaaan tan fina que no cutrea en absoluto. Ash vs. Evil da un baño de calidad a cualquier rival del mismo género que se le interponga, tanto a nivel de manufactura como argumental deja mal a todo el que quiera competir con ella. Sam Raimi, el creador/director/guionista de la saga original está en el ajo. Y no es que nos encante Sam (véase Spiderman.. en fin -no comments-) pero quizás es lo que hace que mantenga ese espíritu (nunca mejor dicho, guiño guiño) tan “vintage”: fresco y divertido. Diez episodios de unos treinta minutos (el piloto un poco más) que se devoran en nada.

¿Los actores? ¡Joder! Es que son muy pro. Es uno de los cástings más heavys y carismáticos: Bruce Campbell hace de un curtido Ash que se ha convertido en más jetas si era posible; Ray Santiago hace de Pablo, un coprotagonista que rebosa clase sólo con estar en pantalla y Dana DeLorenzo hace de Kelly una chica guapa con carácter que volará más de una cabeza…

Ash vs Evil Dead

¿La trama? La misma que ya conocemos desde la famosa saga, pero esta vez saliendo de la cabaña y sin ejércitos de esqueletos tras nuestros protas. Como en las anteriores, tenemos el libraco, el Necronomicon, que juega el papel casi de prota al desatar una horda de espíritus y demonios por la Tierra. Ash y su nueva pandilla intentarán acabar con esta locura diabólica. No os desplumamos más el pollo.

Y tranquilos. Sabemos que os FLIPARÁ. Y querréis más, pero tranquilos. La segunda temporada, por lo que hemos leído en internet, está confirmada desde antes del estreno de la primera pero sin fecha. ¡Qué buena suerte la nuestra! La trama hará hincapié en la historia de “El jefe”… Estaremos muy atentos y ansiosos de su salida.

Sinceramente estamos cansados de series que quieren ir de serias (series de serias, estamos que lo petamos) o que intentan dar siempre mensajes forzados o hacer reflexionar sobre la vida a través de la mierda de sus guiones. Como diría un querido amigo nuestro: “Vámonos de aquí que suficientes problemas tengo yo en la vida”. Así que ver Ash vs Evil Dead, reíd, disfrutad, entrenéos, desconectad y pasad un jodido buen ratazo, que para reflexionar ya tenemos la vida hijos míos.

Ash y su Evil Dead te van a hacer perder la jodida cabeza.