Flechazo con LOVE, de Netflix

Pues sí frikis, os traemos novedades. Cupido ha salido de la lista de series Netflix y nos ha dado un flechazo en pleno corazón… pero tranquiiiilooos… no hablamos del cupido facilón y súper romántico, ¡qué va! Más bien del cupido jodido y atormentado con cara de Judd Apatow. No podía ser otro, el ángel que nos ha pegado un flechazo con LOVE, de Netflix.

Afrontamos muy convencidos nuestra primera reseña de serie del famosísimo portal hyper-trendy Netflix.  Pese a tener otras opciones, la elegida, es nuestra favorita, una masterpiece y la que hace que no nos tiemble el pulso al decir que es lo mejor que hemos sacado de allí: LOVE. Esta serie, como suponéis es algo romanticona, ha arrasado y está dando de qué hablar en el repertorio Netflix, situándose cerca del nivel de las poderosas DareDevil, Jessica Jones o House of Cards (series con muchísimo más presupuesto en todo). La pillamos con algo de desconfianza, pero sólo el opening ya nos pareció original y le dimos sin duda un cacho de nuestra esperanza rápidamente. El careto de Gus nos acabó de encandilar, y el carisma de la zumbada Mickey hizo el resto. En pocos minutos nos dimos cuenta de que NO era una comedia romanticona al uso, mezclaba temas chungos y existenciales destilando rareza, cultura pop, estética indie y sobresaturación de snobismo… todo a partes iguales, y nos encanta.


18-love-2.w529.h352

¿El argumento? Parece típico, pero no lo es. Todo empieza cuando un loser de tomo y lomo (Gus, brutal personaje) conoce a una tipa rarura, moderna y acabada emocionalmente (Mickey, brutal personaja) en un supermercado de una manera un tanto especial… Huele una hora lejos que algo pasará entre ellos… o… ¿quizás no? Ahí la gracia. ¿Pueden encajar dos mundos tan diferentes? ¿Puede realmente ella fijarse en alguien así? ¿Pueden realmente necesitarse? No pegan ni con cerilla ni con cerote. El loser, como os decíamos está magistralmente interpretado por Paul Rust, un actor que no conocíamos pero al cual el papel de loser friki le va como anillo al dedo. Sólo por su careto de pardillo, su voz y sus pintas nos creemos 100% su papel. Además, no queda del todo perdedor, si no que da la vuelta y mola muchísimo, hace de él un buen tipo, un prota perfecto. La dupla protagonista la cubre Gillian Jacobs, la chica raruna y jodida que os decíamos antes. El bando femenino también está muy bien cubierto, Gillian cumple a rajatabla con el papel que le han endosado y de la un carisma increíble. Ambos personajes tienen trabajos algo peculiares, se dedican al sector audiovisual: uno imparte clases a una niña de una serie de éxito dentro del estudio de grabación (pero ansía ser guionista); y la otra, es coordinadora de contenidos de una radio un tanto, también, raruna que te cagas. Si queréis saber más, LOVE, de Netflix. 🙂

mickey-bertie-y-gus

Y diréis, qué poco frikis… ¿Por qué nos habláis de una serie romanticona? Pues bien, nos hemos decidido por LOVE porque es una serie que rompe con los estereotipos típicos del género. Introduce un montón de cultura pop, incluye además rollos varios entre los protas, drogas, sectas, malos rollos, desengaños, decepciones, mentiras y adicciones… y todo ese pack otorga a esta serie un nuevo punto de vista a este sobado género y lo rejuvenece adaptándolo a los nuevos tiempos y dando un poco de realismo a las situaciones idealizadas… El creador de esta “pequeña” joya, como os decíamos, es el omnipresente Judd Apatow junto a Paul Rust, sí, el prota loser de la serie.

Después de catar el mes gratuito que Netflix ofrece durante el cual hemos literalmente FUNDIDO la serie, os aseguramos que si queréis entretenimiento, diversión, no pensar en nada y reíros un poco que, hijos míos falta nos hace, ¡ver LOVE! Os molará y os enamorará.

NETFLIX ya confirmó hace semanas una segunda temporada que, eso sí, me cago en san blas no se estrenará hasta 2017. Ya mismo.

Para finalizar el post, y como comentario general sobre la plataforma Netflix, decir que como sistema nos ha sorprendido a bien, una interfaz muy fácil e intuitiva y como fórmula es inmejorable. El precio, pues sobre los 10€/mes, también es aceptable y tiene mogollón de contenido. Sin embargo, desde nuestro punto de vista, las series no son de muchísima calidad, y en un país como el nuestro acostumbrado a contenidos piratas gratuitos, esos 10€ por LOVE a veces nos crean un dilema moral. Es cierto que los contenidos son algo antiguos (o al menos no estrenos al estilo Yomvi/Canal+) y es bien cierto que faltan más series potentes y algunas pelis más, pero realmente está bastante fino. Catadlo y nos decís.

netflix_1

Os dejamos con el tráiler de la serie: