Phenomena, la experiencia de cine definitiva

Hablemos de cine, hablemos de tocar la fibra, hablemos de calidad, hablemos de buen gusto, hablamos de recuerdos, hablamos de criterio… Hablemos de Phenomena Experience, la experiencia cinematográfica definitiva y una forma de reinventar las salas de cine.

Muchos de vosotros ya sabéis de qué hablamos hoy, pero vamos a charlar un poquete de un nuevo concepto de sala de cine que apareció hace unos años en Barcelona. El fenónemo Phenomena (valga la redundancia) nos tiene robado el corazón desde sus inicios en 2014 (ya hemos hablado de ella anteriormente en Los Odiosos Ocho) y cada vez nos tiene más y más enganchados y más y más buenos momentos nos está dando. Muchos son los post que podría (y podrá) generar Phenomena, la verdad, ya que estamos ante una sala de cine hecha con cariño y con una programación hecha para tocar la fibra.

Y diréis, ¿qué tiene de especial una sala situada en el barrio de Sagrada Família de Barcelona? Pues bien, es una sala pionera en lo que ahora se ha puesto de moda, es decir, programar películas clásicas y actuales de calidad para el disfrute del público actual. El ideólogo fue Nacho Cerdà, director de cine español que se propuso mostrar en la gran pantalla, clásicos que las generaciones más jóvenes no tuvieron la oportunidad de ver en el cine o bien clásicos que no-tan-jóvenes quieren rememorar. Siendo un amante del cine de terror, Cerdà empezó proyectando precisamente ese tipo de películas, pasando luego a clásicos de todo tipo y siendo hoy en día una variopinta sala de cine, que mezcla estrenos con clásicos, con animación, con western en ultrapanivision… ¡Con de todo! Pero siempre de una calidad sublime. El lema de la sala es: “La experiencia cinematográfica definitiva” y no puede tener más razón.

Como os contábamos, la programación es el ingrediente fundamental de este éxitoso cocktel. Películas de calidad seleccionadas con cariño y desde los ojos de un equipo que se nota que les mola el cine. Pelis que son clásicos reconocidos que tocan fibra, véase Los Goonies, Gremblins, Los Cazafantasmas,  Regreso al Futuro (trilogía completa), El Señor de los Anillos, Taxi Driver, Eduardo manos-tijeras, etc. Pero no acaba aquí la cosa, además de estos reestrenos retros, seleccionan de la actual cartelera, las pelis con un toque friki o un toque de cierta calidad, por ejemplo ahora mismo programan: El escuadrón suicida, Café Society, Tarde para la ira o No respires. Es decir, la programación que ellos definen “con criterio”. Este “criterio” nos trae, por ejemplo,  la pedazo de proyección/programa doble Ghost in the Shell + Akira. NO OS LO PODÉIS PERDER.

EL PHENOMENA VA A E-X-P-L-O-T-A-R.

imagen-evento-akira-ghost

FINÍSIMO.

Otro de sus existosos “inventos” son las sesiones “Beer and Pizza Night” de las cuales en Mercafriki somos ultra-fans. Nenes, esto ya es la re-hostia, de verdad. Por el precio de la entrada te entra una birra y una porción de pizza… ¿Y la peli que dan? Brutal SIEMPRE. Hemos visto al Spiderman de los 70, a Santiago Segura presentar (de nuevo) Torrente 2, Aterriza como puedas, El Jovencito Frankenstein, El Gran Lebowski, etc. Os invitamos a que lo probéis un día, sin duda, una porción de cine que os aficionará a esta sala.

70x100-beer-and-pizzas-torrente-2

Dejando la programación de lado, nos encontramos con otro ingrediente importante de la sala: Su Técnica. Cuidan hasta el más mínimo detalle: sonido, imagen y atmósfera. Desde que entras al cine te das cuenta de que no es un cine común, sino que hay detrás de todo esto, gente que admira el cine y que sabe lo que se hace:

Se nota, y mucho. Se nota por el buen hacer de todo: 450 butacas, un telón de terciopelo al estilo clásico que te da la bienvenida nada más sentarte en tu butaca, una pantalla de 15×6,27m microperforada, 5 canales de sonido triampllificado, muro acústico… Y en casos especiales, como el de Los Odiosos Ocho, hicieron peripecias para poder proyectarla en los famosos y “gloriosos” 70mm, UltraPanavision DTS, tal y como había definido Quentin Tarantino. Son estos detalles los que hacen que merezca la pena este PEDAZO de cine.

La única nota negativa, por buscar un pero, es el sistema de entradas, ya que nunca son numeradas y eso, hoy en día, es un atraso, generando colas interminables y crispando el humor de los espectadores. Aunque bueno, puestos a revivir el espíritu clásico, hacer cola para el cine también mola, pelearse por pillar el mejor sitio, también mola. Particularmente, son muchas sesiones a las que hemos asistido y han anunciado el SOLD OUT, por ejemplo Los Odiosos Ocho, sesión clausura de temporada o Gremblins+Goonies. Imaginad lo que supone en una de estas sesiones encontrar un sitio decente.

En fin, hasta aquí nuestra crónica del Phenomena Experience…. No queremos irnos sin comentar que además puedes ser socio de esta “experiencia” y tienes descuentos en las entradas, pases sorpresa privados y descuentos en algunos comercios. Es tal lo que mola este cine que limitan el periodo de inscripción a un mes al año, ni que fuese hacerse socio del Barça… A día de hoy, si queremos hacernos socios tendremos que esperar hasta Mayo del 2017, ahí es nada.

¿Sois fans del buen cine? ¿Os molan las pelis en VOSE? ¿Queréis revivir la experiencia de ir al cine en los 80-90? PHENOMENA os molará.

PHENOMENA. “La experiencia cinematográfica definitiva” es jodidamente fenomenal.